Twitter: IRC distribuido

Por niallkennedy/flickr
Por flickr/niallkennedy (cc)

Llevo algunos meses utilizando el servicio de moda del último tiempo: Twitter. Nunca le vi la gracia y principalmente me hice la cuenta para, después de enlazarla con facebook, y luego de que bloquearán el acceso a esa red desde la pega, actualizar mi status en esa red social.

Al poco tiempo me di cuenta de que esta cosa estaba teniendo un impacto similar al que habían tenido fotolog y facebook antes: la red estaba trascendiendo desde el undergound ñoño y geek al real world. ¿cuál era la diferencia? El servicio tiene una gracia particular: puedes seguir a quien quieras, mayoritariamente sin permiso del seguido . Suena simple, pero es lo responsable del fenómeno.  Esto ha hecho que personajes con algo que decir puedan hacerlo (y vaya cómo el límite de los 140 caracteres ayuda a publicar rápido y sin tanta producción como en un post de un blog) y que los que queremos escucharlos leerlos, lo hagamos instantáneamente.

Gracias a esto, han aparecido políticos, periodistas, científicos y un grupo de usuarios just like you con mucho que opinar.

Para los nostálgicos, creo que esto es un IRC distribuido. IRC porque puedo elegir a quiénes participan en mi canal y conversar con ellos, aunque siempre está la posibilidad de que no te contesten. Distribuido por dos razones: Los usuarios participan activamente de la conversa tanto desde la web, como de sus teléfonos móviles, por lo que el usuario mismo está descentralizado. Además, porque el servicio te permite meter la cuchara en varias conversaciones a la vez. Un único mensaje, además de ser leído por tus seguidores, pasa a ser parte de todos aquellos a quien le interese al ser buscado. Es cada vez mas frecuente ver webs en donde se rescatan los mensajes relativos a la temática de esa web, generando un listado de mensajes que probablemente nunca fueron pensados para esa conversación en particular.

La pregunta es ahora: ¿Cuál es el próximo servicio a distribuir?

Interesante twitter, lo simpático es que en Chile se han subido al carro varios personajirijillos de la socialité nacional. Particularmente encuentro muy valorable tener la capacidad de conversar con políticos. Nunca los ví en un canal de IRC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *